domingo, 31 de diciembre de 2006

Brindis

Un brindis por el año que acaba, y otro por el que comienza.
Un brindis por ti, que me visitas de vez en cuando, que me comentas (o no), que te sientes identificad@ con mis vivencias (o no), que compartes (o no) lo que pienso.

Otro brindis por haber descubierto la oportunidad que me da la red de poder contar lo que vivo, siento y pienso con total libertad. Reconozco que a veces me cohíbo un poco. No sé si es porque tengo un atisbo de timidez cada vez que me pongo a escribir unas letras, o porque no sé si sabré reflejar lo que siento tan bien como leo en tu rincón, y en algún otro... De cualquier forma, creo que es cuestión de tiempo, y de posts, que me sienta cada vez más como en casa, y me desnude del todo.


Un brindis por ese mensaje que recibo y me hace sonreir, o me deja sin palabras por lo inesperado, por lo intenso o por lo simpático. Nunca me dejas indiferente.

Otro brindis por las charlas que mantenemos. Curioso. A veces hablamos de temas serios, parece que arreglaremos el mundo. Otras veces nos soltamos la melena, nos dejamos llevar y jugamos, nos excitamos, reímos, imaginamos... Curioso.

Hay más brindis: otro por esta noche, que es la antesala de un nuevo año, y que, aunque es una barrera ficticia, y no tiene ningún significado sino el que le queramos dar, a veces necesitamos hacer una línea para traspasarla y poder continuar. La nochevieja es una excusa, igual de válida que cualquier otra para darnos fuerza, al menos a mí.
Esta noche no será como yo hubiese imaginado hace unos meses. No empezaré el año disfrutando del sexo, de un buen polvo con alguien a quién deseo, eso lo tengo claro... quizá el año que viene. Sin embargo lo pasaré con amigos, los que siempre han estado ahí, aunque no se les viera. Empezaré el año con uvas, con cava, con abrazos, con risas, con confetti, con música, con juegos, con más risas... con energía. Empezaré el año con recuerdos, poniéndoles una sonrisa a todos esos recuerdos, fuesen buenos o malos; una sonrisa porque ya pasaron. Lo empezaré viéndote por un agujerito, a ti, que me lees. Te veré empezando el año a tu manera, con tu sonrisa, con tus sueños y tus ilusiones. Otro brindis será por ti.

Mi deseo para ti, ya lo sabes, es que lo peor que te pase en 2007 sea como lo mejor que te pasó en 2006.

Sé feliz, te lo mereces.

5 comentarios:

Platinum dijo...

¡Brindo por ti, guapa! Brindo por tus cosas, por tus deseos, por tu tesón, por tus palabras, por tus sueños. Y pasa la mejor noche posible...
Un besazo!

allen dijo...

Espero que tu llegada al año 2007 haya sido genial... Yo brindo por tí y por la felicidad que te espera a la vuelta de la esquina...

Gracias por pasear por mi rincón...

Carlos dijo...

Yo brindé y volveré a brindar por mis amigos, los de antes y los de ahora, los que veo de vez en cuando y aquellos a los que no veo tanto como quisiera. Y también por esas personas que han pasado por mi vida, y por las que han llegado no hace tanto y por las que aún no conozco y llegarán. Por ellos, por ellas, por todos vosotr@s alzo mi copa para brindar y celebrar el saber que siempre estaréis ahí como están las estrellas, brillando todas las noches, repartiendo felicidad.

Lara, te deseo todo lo mejor para el 2007, que recuerdes todos y cada uno de los días de este año como días maravillosos, felices, llenos de éxitos tanto personales como profesionales.

Avalon dijo...

Pues feliz año y a por el 2007 !!

Afrodita dijo...

Otro brindis por ti, por dejarnos descubrirte poquito a poco!
Y sobre todo... feliz año nuevo!!
Besotes